miércoles, 18 de mayo de 2011

Dñª Juana la Loca y las llagas

A comienzos del mes de septiembre de 1507 don Felipe jugaba un partido de pelota en Burgos. Cuando termina, sudoroso, bebió agua helada; al día siguiente se sintió con fiebre. Nunca se repuso y el 25 de septiembre de 1507 fallecía. Se propalaron algunas especulaciones sobre la posibilidad de un envenenamiento, que la investigación histórica no ha podido corroborar.



El comportamiento de D. Juana tras el fallecimiento de su esposo constituye la mayor fuente de inspiración para todo tipo de leyendas macabras, muchas de ellas inciertas, pero que, con el paso de los años, contribuyeron a consolidar el personaje de “Dª Juana La Loca”.
Tras el sepelio, la infortunada reina cayó en una gran depresión, D. Fernando, ya sin rival, asume la regencia de Castilla. Para mayor control de la situación decide encerrar a Juana en Tordesillas. Corría el mes de enero de 1509. En 1516 murió el rey, dejando el trono en manos de su nieto, e hijo de Juana, Carlos I de España (aquel niño nacido en el retrete del palacio de Gante) quien en el futuro se coronaría Emperador del Sacro Imperio Romano Germánico con el nombre de Carlos V Alemania.
La suerte de Juana no mejoró con el cambio de monarca; su hijo también estaba interesado en que figurase de manera oficial como incapaz, de lo contrario no sería é, el rey, con lo que mantuvo la reclusión de su madre. Allí permaneció el resto de su existencia, vestida siempre de negro y haciendo una vida retirada. Había días en que se la oía llorar llamando desconsolada a su esposo, incluso, algunos sostenían que se la escuchaba dialogar con él como si estuviera presente, todo ello contribuyó a acentuar su problema mental.


El 12 de abril de 1555 fallecía doña Juana, tras ¡46 años! de cautiverio atenuado, cubierto su cuerpo de llagas al negarse a ser aseada y cambiada de ropa. Quizá los celos de la desdichada Juana degenerasen en una leve enfermedad mental, pero esta se vio agravada por las disputas de poder, primero entre su marido y padre y luego su hijo. Todos sus allegados prefirieron el aislamiento de Tordesillas en lugar de intentar la recuperación que, en su caso, pudiese haber sido, al menos, ensayado. Descansa para siempre, junto a su amado Felipe, en el panteón de la Catedral de Granada.

4 comentarios:

  1. En la película salía un Felipe completamente llagado, sobretodo por el torso y la cabeza. Tenéis idea de algún veneno que produzca este tipo de lesiones?

    ResponderEliminar
  2. No te referirás a Felipe IV "el Hermoso", rey de Francia. Murió de fiebre y remordimientos el 29 de septiembre de 1314.Su muerte sobrevino por fiebre y gangrena de heridas ocasionadas por caída de su caballo durante una cacería a causa de un jabalí.

    ResponderEliminar
  3. Felipe "el Hermoso", esposo de Juana "la loca": http://es.wikipedia.org/wiki/Felipe_I_de_Castilla

    Existen varias versiones sobre su muerte:
    -la peste (curiosamente no se dieron más casos en su entorno...)
    -una especie de corte de digestión producido tras la ingesta de agua muy fría, con hielo, tras una cacería, (por lo tanto, no sé a qué vienen la úlceras), que habría sido acompañado de fuertes fiebres.
    -un envenenamiento. (De aquí viene mi curiosidad, por saber qué tipo de venenos pueden en un par de dias, cubrir tu cuerpo de llagas).

    ResponderEliminar
  4. Al Juana recibir el juramento de fidelidad de la corte española, su esposo se convirtió en Felipe I de Castilla, pero inesperadamente se enfermó, aparecieron manchas negras por todo su cuerpo y fiebres altas; en el séptimo día de este acontecimiento falleció, sin que los médicos pudieran hacer nada.

    Sobre la muerte de Felipe, la historia ha hecho múltiples versiones y en aquel momento circuló por las cortes europeas la palabra veneno; se manejó que fue la propia Juana la que lo envenenó por celos, ya que poco antes de la muerte de su marido esta mujer había hecho tapizar de negro sus aposentos y se paseaba por ellos vestida de luto de pies a cabeza.

    http://www.bohemia.cu/2009/03/12/especiales/juana-l.html

    ResponderEliminar